>@ Luis Alvarez/Getty Images
© Luis Alvarez/Getty Images
  • El Fondo de Garantía Paneuropeo, dotado con 24 400 millones de euros, que forma parte de un paquete inicial de la UE para la recuperación tras la COVID-19 y se ha de desplegar en 2021, está a punto de llegar a la mitad de su recorrido
  • 11 700 millones de euros de financiación para apoyar a las empresas de toda la UE frente a la pandemia de COVID-19
  • Se espera que la financiación aprobada movilice cerca de 94 000 millones de euros

La financiación aprobada por el Fondo de Garantía Paneuropeo (EGF), que forma parte del paquete de recuperación de 540 000 millones de euros acordado en 2020, alcanza casi la mitad de su objetivo para 2021. Tras la autorización en el marco del proceso de notificación de ayudas estatales de la UE en diciembre de 2020, la iniciativa ha aprobado ahora 11 700 millones de euros en apoyo de las empresas europeas que luchan contra las consecuencias económicas de la pandemia de COVID. Esto representa casi la mitad del objetivo del fondo para 2021. El fondo moviliza financiación adicional y se espera que las iniciativas financiadas hasta el momento generen 93 900 millones de euros de financiación para la economía de la UE. Con 2 100 millones de euros de financiación firmados ya a finales de abril, la financiación del EGF ya está llegando a las empresas de toda la Unión Europea.

«El Grupo BEI fue uno de los primeros en conseguir que Europa ayudara a las empresas y a los ciudadanos a hacer frente a las consecuencias económicas de la crisis de la COVID-19. Nuestro principal esfuerzo con el EGF es apoyar a las empresas de la UE y proporcionar la financiación que necesitan para sobrevivir a la pandemia», ha afirmado el presidente del BEI Werner Hoyer. «Estas cifras demuestran que la respuesta de Europa está marcando una diferencia real en un tiempo récord, sumándose a la trayectoria del Grupo BEI en la financiación de la investigación y el desarrollo de tratamientos y vacunas, que hoy nos permiten ver la luz al final del túnel de la COVID», añadió el presidente Hoyer.

Con acuerdos firmados en casi todos los 22 países de la UE participantes, incluidos los importantes acuerdos con Nordea, Raiffeisen y Banca March, el EGF está actualmente en vías de movilizar para finales de 2021 hasta 8 veces el importe de su volumen de 24 400 millones de euros. La demanda de financiación del EGF es alta y se espera que las nuevas aprobaciones y firmas hagan que el EGF supere rápidamente a principios del verano el 50 % de su objetivo.

«Las pymes necesitan financiación y la necesitan ahora». Añadió el vicepresidente del BEI y presidente del Consejo de Administración del EGF Dario Scannapieco. «Estamos trabajando sin descanso para proporcionar a los mercados cantidades récord de recursos. Durante los primeros seis meses hemos movilizado cerca de 94 000 millones de euros, casi el 50 % del objetivo de la iniciativa, lo que garantizará que los empresarios de la UE cuenten con el apoyo que necesitan».

El EGF fue creado por el Grupo Banco Europeo de Inversiones y los Estados miembros de la UE como escudo de protección para las empresas europeas especialmente afectadas por la crisis de la COVID-19. Las garantías del EGF sirven de incentivo para que los intermediarios financieros presten más dinero a las empresas con mejores condiciones, ayudando así a las empresas a acceder a una financiación rápida y ventajosa y a superar las consecuencias económicas de la pandemia de COVID-19.

>@EIB
©EIB

Información general:

El Fondo de Garantía Paneuropeo (EGF) fue creado por el Grupo BEI con contribuciones de los Estados miembros de la UE para proteger a las empresas afectadas por la crisis de la COVID-19. Con casi 25 000 millones de euros en garantías, el EGF permite al BEI y al FEI poner rápidamente a disposición de las pequeñas y medianas empresas préstamos, garantías, bonos de titulización de activos, capital y otros instrumentos financieros. El EGF forma parte del paquete de recuperación de la Unión Europea destinado a proporcionar un total de 540 000 millones de euros para impulsar a los sectores de la economía de la UE que se han visto más afectados. Su objetivo es garantizar que las pymes con planes de actividad sostenibles puedan obtener la liquidez necesaria para superar las adversidades relacionadas con la COVID-19, y que las empresas sanas puedan obtener el apoyo que necesitan para crecer.

Downloads